Sobre preferentes y otros productos complejos

20 02 2013

Últimamente, escuchamos hablar mucho del problema que tiene la gente que contrató participaciones preferentes (sobre todo, aquí en Galicia, con Caixa Galicia) y otros productos como swaps o contratos de permuta de tipos de interés, deuda subordinada, etc. ¿Qué es todo esto?

Pues todos ellos son lo que se llama productos financieros complejos. Es decir, que son muy difíciles de explicar y, sobre todo, sin unos conocimentos básicos en finanzas, muy difíciles de entender. Son, además, productos denominados de alto riesgo, porque el resultado de nuestro negocio va a depender de una variable y podemos ganar o perder con ellos (aunque, por supuesto, y dado que los Bancos no son tontos, más bien, perdemos).

¿Cuál es el problema con estos productos? Básicamente, que mucha de la gente que los contrató (porque también es cierto que hay excepciones, pocas) no sabía lo que contrataba o, incluso (como sucede en el caso de muchos swaps), no sabía ni que los estaba contratando. Por ejemplo, al contratar preferentes, había gente a la que le contaban que estaba contratando un depósito a plazo fijo con un rendimiento muy bueno para ellos, y, por supuesto, no les decían que no iban a poder disponer de su dinero de forma permanente (o, en el mejor de los casos, en mucho tiempo).

Hay que decir, de todos modos, que, muchas veces, el propio empleado que vendía el producto no sabía lo que era o, si lo sabía, se veía presionado para colocar un número determinado de ellos, y, tal y como está la situación del empleo a día de hoy, no podemos echarle nada en cara. La culpa hay que buscarla “más arriba”, en los que mandan.

¿Y qué podemos hacer ahora si hemos contratado uno de estos productos? Si sabíamos lo que contratábamos, aguantarnos, no hay más. Pero, si no lo sabíamos, si nos engañaron o no nos dijeron toda la verdad, podemos sostener, porque es cierto, que el contrato no es válido porque faltó nuestro consentimiento. Si se prueba que fue así, tendremos derecho a recuperar nuestro dinero.

Si crees que has contratado uno de estos productos y tienes alguna duda, ya sabes que puedes ponerte en contacto conmigo.





¡Feliz Navidad!

19 12 2012

¡Feliz Navidad!





¡Vacaciones!

1 08 2012





30 04 2012





Un poco de humor

2 04 2012





Mediación: llenando el vacío legal

7 03 2012

Desde el lunes, aunque en vigor desde ayer, tenemos un Real Decreto-Ley (5/2012) que regula la mediación en asuntos civiles y mercantiles. Ahora habrá que ver cómo funciona en la práctica, pero desde luego, es un importantísimo avance en materia de mediación, sobre todo, a mi modo de ver, porque por fin se preve cómo ejecutar los acuerdos de mediación.

Podéis leer el texto completo aquí.





Convenio a medida

15 02 2012